Legazpi 2, 20004 Donostia-San Sebastián | 943 21 59 66 | arkibide@arkibide.com
usandizaga usandizaga usandizaga usandizaga usandizaga usandizagausandizaga

Vivienda en Donostia

Reforma integral 78,90 m2)

La vivienda que se nos presentó, debió de ser cuestión de fe e imaginación para sus propietarios cuando la adquirieron y ser capaces de ver sus posibilidades, en un edificio de Gros, cuyo interior dejaba mucho que desear. Tras varias reuniones confiaron la rehabilitación a nuestro estudio y fuimos capaces de experimentar esa visión de lo que ofrecía, pese al estado en el que se encontraba el piso.

Así, al aplicarnos en la rehabilitación, el viejo piso se ha convertido en una vivienda diáfana, llena de luz y con un interiorismo de líneas muy actuales y cómodas. Durante la reforma entró también en juego el elemento sorpresa, pues, al demoler los tabiques y falsos techos, aparecieron los pilares de madera y la piedra de los cierres de fachada. El hecho de dejar estos elementos vistos dio un guiño característico a la vivienda.

La primera distribución que presentamos, estaba marcada por unas necesidades que los propietarios nos marcaron, pero quisimos aportar nuestro punto de vista, cambiamos alguna cosa, y el resultado les encantó.

Los materiales se eligieron pensando en un resultado moderno, pero no exento de calidez. Madera de roble natural con acabado mate para el suelo y las puertas.

La puerta principal de la casa se abre a un vestíbulo desde el que se accede a la cocina, práctica y muy racional, al estar-comedor, la pared principal se empapeló de color marrón para dar dinamismo al conjunto y el mobiliario se eligió ex profeso para dar armonía y equilibrio al espacio. Atención a la gran fotografía que preside el estar. Seguimos el pasillo, con un armario contenedor, y accedemos a los dormitorios y el estudio. En el dormitorio principal, con la pared de piedra vista, se instaló una cama de cabecero tapizado y canapé de cuero marrón. Dos grabados en el cabecero de la cama y los cojines, animan y llenan de energía positiva la atmósfera proyectada. Desde éste dormitorio accedemos al baño principal. El otro dormitorio, en cuyo cabecero se instaló también papel pintado, se decoró con muebles muy ligeros en color blanco, ya que al ser interior aportaban luminosidad. El estudio se ha amueblado con un sofá-cama de diseño muy moderno y diferente a los habituales a los que estamos acostumbrados. Una vez más, los cojines juegan un papel importante aportando color al espacio. Frente a éste, una mesa de estudio y una estantería completan el conjunto, ligero, agradable y cálido.

La vivienda resultante, muy del agrado de los propietarios, es la prueba de que el milagro era posible. Realmente es difícil creer que estemos en la misma casa.

Planta Original [Ampliar]

Planta Reformada [Ampliar]